leyendo
Nosotros también escribimos

Microrrelato de Miriam Gavilanes Moratiel

EL FIN DE LA DIVERSIÓN

Pero, lo que más les gustaba era estar con los pequeamigos. Aquel día Musa y Musi estaban demasiado tristes ,diríamos los pequeamigos. Lo que pasaba era que ¡¡iban a cerrar el musac!!
y lo que más pena les daba era que los pequeamigos se quedarían sin diversión. No puede estar sucediendo se decían unos a otros los pequeamigos. Mientras unos lloraban, otros farfullaban que nunca se olvidarán. En realidad, no estaba ocurriendo pues eran las 3 de la mañana y me acababa de despertar de una pesadilla que nunca olvidaré . Ni 100 películas terroríficas me lo habrían hecho pasar peor. En este micro relato os quería agradecer en especial a Musi y Musa lo que haceis por nosotros. Espero que os haya gustado la historia.
Por: Miriam Gavilanes Moratiel :0
Para unos amigos estupendos: los pequeamigos.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: